La epidural y los tatuajes ¿Son compatibles?

La epidural y los tatuajes ¿Son compatibles?

El eterno conflicto de la epidural y los tatuajes ¿Son compatibles? los tatuajes de la zona lumbar ganan popularidad y aumentan las dudas entre mujeres.

Se ha extendido la creencia de que tenerlos es incompatible con la administración de anestesia en la columna durante el parto. Este rumor señala el peligro de que el tinte del tatuaje se introduzca en la columna vertebral al ser empujado allí por la aguja utilizada para administrar la anestesia epidural

Existe una división en la opinión sobre si tal peligro es real o no. Aún no se dispone de estudios fiables sobre los efectos a largo plazo de los tintes y metales pesados ​​arrastrados a los espacios epidural y subaracnoideo. Los anestesiólogos están cada vez más preocupados por la seguridad de insertar agujas y catéteres epidurales a través de áreas tatuadas; y, en algunas situaciones, los anestesistas se niegan a administrar anestesias epidurales si no pueden encontrar piel libre de tatuajes en la zona.

La consulta anestésica preoperatoria, aproximadamente a los 8 meses de embarazo, está destinada a permitir que el anestesista examine la región lumbar. Es muy raro que los tatuajes sean tan extensos que no sea posible encontrar un lugar donde la piel esté desprovista de tinta. Son muy pocos los casos en los cuales no es posible encontrar una zona sin tinta. En estos casos, una incisión de unos milímetros en la piel para retirar la tinta antes de insertar la aguja evita cualquier contacto entre la tinta y las capas profundas de la piel; anulando así el riesgo de su paso a la médula espinal.

La epidural y los tatuajes ¿Son compatibles?

Existen contraindicaciones mucho más complicadas con la anestesia epidural: alergias, trastornos hemorrágicos, algunas enfermedades neurológicas, infecciones cutáneas en el lugar de la punción, fiebre el día del parto, algunas patologías lumbares, sobrepeso elevado o una malformación espinal. Los médicos están disponibles para responder a tus preguntas y encontrar soluciones alternativas para limitar el dolor, como inhalar un gas analgésico.

Lo que sí está claro es que la anestesia epidural no puede administrarse si el tatuaje:

  • Sobresale y está escamado.
  • Está colorado e hinchado o bien supura, pareciendo que estuviera infectado.
  • Es reciente y no ha dado tiempo a que la piel afectada cicatrice.

 

Los tatuajes tienen sus inconvenientes. La hepatitis se transmite fácilmente al usuario porque es un virus resistente que puede vivir durante semanas fuera de un huésped humano y, por lo tanto, puede sobrevivir en los instrumentos para tatuar que no se hayan limpiado cuidadosamente. Otro aspecto negativo, menos conocido entre quienes se tatúan, se refiere a las imágenes por resonancia magnética (IRM). Debido a que algunas tintas para tatuajes contienen metales, como el óxido de hierro, que pueden provocar un intenso ardor e inflamación de la piel durante los procedimientos de resonancia magnética, algunos departamentos de radiología se niegan a realizar estas exploraciones en pacientes que tienen tatuajes.

La mejor solución

Lo más prudente es dejar la zona lumbar libre de tintas ante cualquier operación quirúrgica. No te preocupes si no lo has hecho así, Remove Málaga pone a tu disposición el tratamiento de eliminación de tatuajes más efectivo del momento; ofreciendo resultados rápidos y eficaces con la mayor seguridad gracias a la supervisión médica del Dr. Sergio González. Un especialista de primer nivel.